Piel libre de imperfecciones y manchas con este limpiador facial casero

 

mascarilla  de aceite de coco y bicarbonato

Te compartimos la sencilla receta de un limpiador facial casero que te ayudará a darle un aspecto renovado y saludable a tu piel, dejándola libre de imperfecciones y manchas ¡Pruébalo, te sorprenderás!

A pesar de la amplia variedad de productos que se consiguen en el mercado para limpiar y rejuvenecer el rostro, muchas están prefiriendo las alternativas naturales porque consideran que son más económicas y saludables.

Si bien los tratamientos comerciales han demostrado ser efectivos en cuanto al cuidado del cutis, las recetas clásicas continúan vigentes como producto para mantener la piel saludable, hermosa y sin imperfecciones.

Entre las opciones nos encontramos con un limpiador facial

de aceite de coco y bicarbonato de sodio que, además de remover las impurezas, previene las arrugas y la flacidez.

A continuación te compartimos sus principales beneficios y una sencilla receta para que lo prepares tú misma en casa.

¿Te interesa?

Limpiador facial de aceite de coco y bicarbonato de sodio

 

La combinación de aceite de coco orgánico con bicarbonato de sodio nos da como resultado un limpiador facial con propiedades exfoliantes, astringentes y regeneradoras.

 

Dado que sus ingredientes ayudan a regular el pH natural del cutis, se recomienda tanto para las pieles grasas como para los que sufren de sequedad.

Si bien el aceite de coco es oleoso, su aplicación sobre el rostro no tapa los poros ni empeora el problema de exceso de producción de sebo.

Por el contrario, gracias a sus sustancias antibacterianas y limpiadoras es una buena opción para eliminar el acné, los puntos negros y otras pequeñas imperfecciones.

Este ingrediente contiene ácidos grasos de cadena media, vitaminas, minerales y poderosos antioxidantes que ayudan a reparar el daño celular causado por los radicales libres.

También elimina la acumulación de piel muerta, así como la suciedad y el polvo que se van quedando adheridos día tras día.

Mezclado con el prodigioso bicarbonato de sodio es una buena alternativa para disminuir las manchas oscuras, las arrugas finas y las cicatrices.

Contribuye a mantener la humedad natural y minimiza los efectos negativos

de los rayos  del sol y las toxinas.

Además, a diferencia de las cremas o leches limpiadoras químicas, no provoca efectos negativos y hace una limpieza profunda sobre los poros.

¿Cómo preparar este limpiador facial de aceite de coco y bicarbonato de sodio?

 

Antes de preparar este tratamiento es importante que verifiques que el aceite de coco es 100% orgánico, ya que algunas veces se confunde con los aceites en esencia.

Este suele ser sólido, con un olor delicioso y una textura cremosa.

Ingredientes

2 cucharadas de aceite de coco puro

1 cucharada de bicarbonato de sodio

Instrucciones

Pon el aceite de coco en un recipiente resistente al calor y mézclalo enérgicamente

con el bicarbonato de sodio.

Si gustas puedes derretir el aceite de coco para integrarlo con más facilidad.

Tras obtener una pasta cremosa, frótalo sobre el rostro con suaves masajes circulares y, si gustas, aplícalo también en el cuello y escote.

Deja que los compuestos actúen durante 5 minutos, enjuaga con agua tibia

y seca con una toalla suave.

Repite su uso cada noche o mínimo tres veces a la semana.

¿Lista para lucir una piel más limpia y aclarada?

No dudes en incorporar este limpiador natural en tu rutina de belleza regular.

Be the first to comment on "Piel libre de imperfecciones y manchas con este limpiador facial casero"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*